Síguenos
Kenny Méndez y Patricia de la Torre
Brass 27

Creamos un proyecto en común, un concepto muy claro por nuestra parte y encontramos la horma de nuestro zapato. Desde el primer día nos entendieron y han sabido plasmar nuestro estilo en cada detalle pero también nos han aportado otros puntos de vista y su experiencia ayudándonos a mejorar.

Llevamos cinco años trabajando en equipo y por supuesto, parte del éxito de Brass es suyo

Hacen un tándem perfecto Aintzane & Natalia cada una en lo suyo. Girl Power! Natalia es muy perfeccionista y delicada, y Aintzane hace que todo acabe de coger forma.

En Sal y pimienta encontramos la horma a nuestro zapato

Llevamos casi cinco años trabajando en equipo y parte del éxito de Brass, por supuesto, es también suyo.

Lucía Yuste
Special Thinkgs

Cuando te planteas emprender una idea, y te gustaría que esa idea se convirtiera en tu forma de vida, debes pasar por un proceso en el que ‘tu idea’, tu pasión por aquello que haces, se pone al servicio del otro y se da un intercambio.

Pero para que este feedback se produzca, el otro, la persona que pueda necesitar aquello que tú ofreces, necesita saber que existes. Ese es el trabajo de Sal y pimienta, crear una estrategia de comunicación, un diseño corporativo y una identidad, en la que tu marca personal, producto o servicio se convierte en una realidad.

Existen muchos y grandes profesionales en marketing, diseño y comunicación pero faltan personas apasionadas que ponen corazón en lo que hacen. Por eso elegí Sal y Pimienta

Desde mi vivencia personal puedo decir que Aintzane y Natalia son el equipo perfecto para ayudarte a enfocar, concretar, crear, dar forma y materializar ese proyecto personal y/o profesional que deseas poner en marcha y hacerlo visible. No sólo por su experiencia y profesionalidad, sino por su empatía, generosidad, implicación y entusiasmo.

Después de unos cuantos años de relación en los que empezamos con ese apoyo que me brindaron para comenzar mi aventura, ahora se ha convertido en una amistad de esas en las que muchas veces no hace falta decir nada... son incondicionales y eso las hace aún más auténticas y grandes personas.

Sal y pimienta es el equipo perfecto para ayudarte a enfocar, concretar, crear, dar forma y materializar tu proyecto profesional y darlo a conocer

Aintzane, comprometida hasta la médula desde el primer instante que se sienta contigo en una mesa, con una capacidad asombrosa de trabajo, con una visión globalizadora de cada idea y proyecto. Con una habilidad majestuosa para valorar pros y contras y determinar lo importante. Con un cariño y respeto para conseguir hacer realidad los sueños. Con su aparente facilidad para elegir siempre las palabras más adecuadas. Con sus pies siempre en la tierra y su pelirrojo dinamismo.

Natalia, inquieta incesante, artista por naturaleza, perfeccionista existencial, a través de sus creaciones es capaz de plasmar cada cualidad de una idea en una forma, color, tipografía, una disposición espacial, un medio vivo y cargado de significado. Desde su capacidad de observadora plástica consigue que tu imagen corporativa sea una prolongación más de ti y se traduzca en otro elemento más de tu comunicación.

Existen muchos y grandes profesionales en marketing, diseño y comunicación pero faltan personas apasionadas que ponen corazón en lo que hacen.  Por eso elegí Sal y pimienta.

Emma Alonso y Amaia Rodríguez
Proyecto Dream

Comenzamos a trabajar con Natalia y Aintzane casi sin querer formando parte de un proyecto común, coordinando con ellas la imagen de un local nuevo y diferente. Partimos del concepto de negocio, y aunamos con Sal y pimienta nuestro proyecto de la sala y la imagen del local con los conceptos que ellas aportaban, llevando a la realidad las ideas, materializando en cada detalle el espíritu de los promotores del negocio. Fue uno de nuestros primeros proyectos como equipo de diseño.

Trabajar con Sal y pimienta fue como introducirnos en la psicología de nuestra idea de negocio. Fue como hacer un viaje con guías especializadas

Entendimos así, practicando, que la imagen corporativa se refiere a cómo se percibe una empresa, y todo lo que representa la significación de una marca. Así que lo que habíamos trabajando con ellas para un tercero lo quisimos para nosotras también. Y ¿quién mejor que Sal y pimienta para materializarlo?

Trabajar con ellas fue como introducirnos en la psicología de nuestra idea de negocio: cada detalle era importante, cada carácter se plasmaba en el diseño final. Aprendimos que nada es gratuito, que cada decisión determina valores, cualidades, que todo cuenta y que no se puede dejar nada al azar. Dimos vueltas al nombre, a las formas, las tipografías... cuando Natalia nos presentó la paleta de colores fue un momentazo. Fue como hacer un viaje con guías especializadas.

Una buena imagen corporativa debe estar en consonancia con los valores de la empresa, como ocurre en nuestro caso, pues al fin y al cabo es una de las vías para llegar a nuevos clientes. Con la web nos proyectamos en la red como estudio y damos a conocer nuestro trabajo, que en su mayor parte es muy itinerante, pero por fin tiene una sede fija... ¡y una forma!

Ricardo Moutinho
AIR Arquitectura

El logotipo y la imagen corporativa son de los aspectos más importantes y visibles cuando se crea una empresa de cero, deben ser el espejo de la ilusión de los nuevos comienzos. Eso fue justo lo que lograron Sal y pimienta cuando les encargamos el diseño de nuestra identidad de marca, expresar algunos de los valores que representan a nuestra empresa, a AIR Arquitectura.

El resultado fue una imagen cuidada, atractiva, creativa y a la vez sencilla, rigurosa y honesta, justo las características del trabajo que proporcionamos a nuestros clientes.

La experiencia no podía haber sido más positiva y enriquecedora por aprender cómo se puede transmitir tanto con tan poco.

La experiencia no podía haber sido más positiva y enriquecedora

Creemos que esa imagen que representa la identidad de la empresa, cargada de los valores que definen nuestro producto y el servicio que ofrecemos, aliados, por supuesto, a un buen desempeño profesional, son una de las claves fundamentales para atraer los clientes y para que se mantengan con nosotros.